¿Cómo limpiar un sofá con vaporeta?

cómo limpiar un sofá con vaporeta

Limpiar un sofá con vaporeta es una solución conveniente para quienes buscan un hogar más limpio. El sofá es uno de los muebles que más utilizamos diariamente, por lo que es normal que esté expuesto a la suciedad. A medida que está se va acumulando tienden a generarse bacterias y microbios que no solo lo pueden hacer ver más sucio, sino que lo vuelven un foco para las enfermedades y los malos olores en tu hogar.

Una gran solución para evitar esto es la limpieza con una vaporeta, ya que no solo eliminará la suciedad acumulada con su tecnología a vapor, sino que sus altas temperaturas te brindaran una serie de funcionalidades que otros métodos de limpieza no tienen.

Eliminar grasa del sofá, quitar manchas y dejarlo libre de gérmenes al mismo tiempo es posible al limpiar con vaporeta. Si quieres mantener tu sofá tan limpio como la primera vez que lo viste y prolongar su vida útil sin necesidad de emplear productos químicos, hoy te explicaremos el paso a paso de como limpiar un sofá con vaporeta:

1. Prepara tu sofá

Lo primero que debes hacer antes de limpiar tu sofá es prepararlo. La limpieza a vapor se caracteriza por ser efectiva con el simple uso de agua a altas temperaturas, sin embargo, esto no absorberá restos de comida, pelos o basura. Por lo que previamente deberás aspirar tu sofá o limpiar con un cepillo para quitar toda la suciedad superficial, del resto se encargará tu vaporeta.

También, debes quitar todo tipo de complementos de tu sofá como cojines, mantas o protectores para hacer la limpieza. Si también quieres limpiarlos con tu vaporeta, asegúrate de remover toda su suciedad superficial.

2. Prepara tu vaporeta para la limpieza

El funcionamiento de una vaporeta es bastante sencillo, independientemente de su modelo. Existen una serie de pasos que debes seguir antes de utilizarla:

  • Rellenar la vaporeta: esta funciona únicamente con agua, por lo que deberás rellenarla previamente antes de su uso. Esta debe ser preferiblemente filtrada y a temperatura ambiente para que no haya fallas en su evaporación. Existen vaporetas que permiten usar productos de limpieza en ella, si quieres emplear alguno debe ser en bajas cantidades para no dejar tu sofá con restos de jabón.
  • Encenderla: asegúrate de que tenga la potencia adecuada y espera que el agua llegue al punto de ebullición.
  • Accesorios: por lo general las vaporetas cuentan con diversos accesorios para optimizar la limpieza de tu sofá. Si no cuentas con ninguno, puedes optar por atar una toalla de microfibra a la boquilla para absorber los restos de suciedad.
  • Seguridad: al estar trabajando con altas temperaturas, asegúrate de que no haya filtraciones de agua y solo sea vapor lo que salga. Si ves que tu vaporeta expulsa agua, vacía su tanque hasta la mitad.

3. Pasa la vaporeta

Utiliza la vaporeta para llegar a cada rincón de tu sofá, debes pasarla por todas las partes de este hasta que tenga una apariencia completamente húmeda. Si existen zonas con manchas difíciles de sacar, pasa tu vaporeta sobre ella haciendo movimientos circulares y dejándola expulsar el vapor durante unos segundos. Repite el proceso en todas las partes del sofá hasta que no quede ninguna mancha.

Una vez realizados estos 3 pasos, tu sofá quedará completamente limpio y libre de bacterias, sin embargo, el secado es una parte importante que debes tener en cuenta. Al ser una limpieza a vapor será cuestión de un par de horas para que este se seque. Te recomendamos que dejes las ventanas abiertas o uses algún tipo de ventilador para optimizar su secado y evitar cualquier formación de malos olores.

Sencillo, ¿cierto? Limpiar y mantener tu sofá es ideal para prolongar su vida útil. Si quieres darle una nueva vida a tu sofá con un tapizado u optar por uno nuevo en nuestra tienda de sofás en Pamplona somos especialistas en ellos, contacta con nosotros para más información.

Deja una respuesta